Mamma Roma

Publicado en por Attila

Viendo Mamma Roma he podido comprobar que. a veces, no estamos tan lejanos de como se vivía antes.

 

Esta película nos traslada a la Roma de los años 60 (mamma Roma 1962). Esta es la Italia que ha dejado Mussolini, la Italia destruida por la pobreza, la mendicidad, el pillaje y los albores de los nuevos caciques (ejemplo claro de esta Italia nueva será Berlusconi).

PDVD_033_orig.jpg

 

La obra de Pier Paolo Pasolini está rodada en un de los muchos barrios que estaban en construcción en esa época. En ella vemos a Anna magnani en el papel de una madre que hace todo lo posible por criar a un hijo (Ettore) en esa apática ciudad a pesar de que a éste le cueste acostumbrarse a los nuevos aires.

 

Anna Magnani hace el papel de trabajadora decente durante el día y prostituta por la noche, todo para poder darle una escapatoria a su vástago. Vástago que es un inútil y que peca del mal de la época, un mal que ataca a nuestra sociedad de hoy días: el no tener futuro, no querer hacer nada y el encontrarse sin una vía de escapatoria para poder desarrollarse de alguna manera decente.

 

tumblr_lp3kobCDw31qefgdk.jpg

Vamos a subrayar lo de decente ya que esa es la aspiración que lleva a Mamma Roma a hacer todo lo posible por que su hijo encuentre un trabajo "decente". Éste le reportaría posición social a la vez que lo sacaría de la miseria y de ese atajo de muertos de hambre con los que se rodea cada día (esto lo repetirá hasta la saciedad durante toda la película).

 

Y es que para Pasolini el retratar la sociedad que lo envolvía era un fin absolutamente esencial. Con este film el maestro italiano consiguió demostrar al mundo que la nueva sociedad italiana iba sin rumbo y que a nadie le importaba y, como no, éste no se fue del celuloide sin llegar a recalcar las diferencias sociales existentes en la nueva Italia.

 

Aparte del fuerte y claro contenido social debemos de hacer también referencia a la parte artística ya que en esta película hay escenas de una belleza indescriptible que meten a los protagonistas en escenas del arte clásico como la crucifixión de jesucristo o el alumbramiento de cualquiera de las vírgenes que pululan por la historia del arte.

 

Mamma Roma me ha hecho recordar que la vida no da tantas vueltas como se quiere ver y que a lo largo de nuestra existencia simore veremos las mismas desigualdades e injusticias pero con matices diferentes.

 

 


 
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post