"Howl" o la belleza de lo impúdico

Publicado en por Attila

Cuando vas a ver un biopic siempre esperas los mismo: que te reafirme en el amor y devoción que sientes por la vida de ese hombre o mujer. En el caso de Howl sus directores, Rob Epstein y Jeffrey Friedman, lo ha bordado pero con hilo de oro.

 

Allen Ginsberg fue un escritor a los que se les puede reconocer como malditos para su época: fue un fiestero, un loco, un homosexual y además un incomprendido, pero no más que sus compadres, kerouack o Solomon.

 

ginsberg_orlovsky_1.jpg

 

La vida de este reconocido escritor fue un vaivén de sucesos que no dejaron de darle más impulso a su gran meta: escribir para conocerse a sí mismo y para describir a una época, la que le tocó vivir y en la que desarrolló, con todo su poder, aquello que se le daba mejor.

 

Howl es el título de su libro más controvertido (un poema que dió mucho que hablar en la época debido a que su lenguaje, digamos que no era el más adecuado para los morales oídos de un país aún en ciernes del insulto (mas a pesar de que lo utilizaran y utilicen a cada tres palabras). En este poema habla de su generación, de la postguerra, de su homosexualidad, de la degeneración que sucumbe a una parte del pueblo a mericano y, por qué no, de su madre.

 


 

 

Todos estos retales verbales vienen acompañados y dirigidos desde el seguimiento del juicio que se llevo a cabo sobre este mismo libro al acusarlo de inmoral... a esta guía se le unen retales de una entrevistra grabada al mismo Ginsberg y una parte animada dentro de la película (una serie  de dibujos animados que relatan cada uno de los pasos que durante el film dan cada una de sus palaras, versos y composiciones). Es realmente maravilloso como se mezclan las palabras unas con otras en un orden caótico, la preciosa voz de James Franco (actor que entroniza a Allen), los colores y el humo de los cigarrillos que fumaba este As de la literatira norteamericana de los años 50, los BEATNIKS.

 

howl.jpg

 

Nadie que haya leido algo de este grupo de depravados de la palabra debería de darse el lujo de no ir a ver esta película porque, sinceramente, se está perdiendo una hazaña visual y sonora maravillosa.

 

Os la recomiendo encarecidamente aunque debo de señalar que de vez en cuando se hace lenta. (Que nadie olvide verla en VO porque no la he visto en español pero los subtítulos ya en francés le quitan toda la gracia que pueda tener).

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post